¿Cómo puedo ser más productivo en el trabajo?

ben-kolde-bs2Ba7t69mM-unsplash
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Ser capaz de alcanzar sus objetivos más rápidamente, estar mejor organizado, gestionar y controlar su tiempo, mejorar sus resultados… Un montón de cosas positivas vienen de ser más productivo. Pero, ¿cómo ser más productivo en el trabajo?

Ordena su escritorio.


No dejamos de repetirlo, pero una oficina limpia y ordenada es el primer paso hacia la productividad. No le pierde entre todo el desorden, encuentra más rápido el papel importante, le siente más libre y menos abrumado por el trabajo

Cada uno tiene su propia manera de ordenar su escritorio. Es importante ordenar sus cosas, comprobar que guardas los bolígrafos que funcionan (nada más molesto que buscar el que funciona), guardar los cargadores y los cables para ventilar tu espacio. Después, cada uno es libre de elegir: un montón de papeles importantes en su escritorio, guardados (o más bien escondidos) en su cajón… .

Priorice sus tareas para un trabajo mas productivo.

Puede ser importante analizar sus tareas. Podrá ver lo que le llevará tiempo y lo que no. De este modo, puede elegir cuándo es más conveniente hacer una cosa en lugar de otra. Por ejemplo, intenta no empezar algo que le lleve horas al final del día. Se verá obligado a empezar de nuevo al día siguiente y no estará en el mismo camino.

De hecho, es aconsejable empezar por la mañana con la tarea más importante del día. Esto se llama comer una rana por la mañana. Concentra sus esfuerzos en lo más importante, no haga todo al mismo tiempo. A continuación, tómese el tiempo necesario para apreciar sus resultados.

Automatice sus tareas.

«El secreto contraintuitivo para ser más eficiente es hacer que las cosas sean automáticas, para que tomen menos tiempo», escribe Tony Schwartz en la Harvard Business Review.
Así que parte del secreto reside en la automatización de las tareas. Construye rituales, como el café nada más llegar al lugar de trabajo. Crear rutinas para su trabajo.
El objetivo principal es hacer las cosas de forma automática y, por tanto, no pensar demasiado en ciertas tareas innecesarias o frívolas.

Limite las interrupciones.

¿Qué puede ser menos productivo que ser interrumpido en el trabajo? Ya sea un colega, una llamada telefónica o un correo electrónico, puede llevar tiempo volver a centrarse. Por término medio, un trabajador tarda 64 segundos en volver a concentrarse en su trabajo tras recibir un correo electrónico (ORSE). Y es aún peor si el correo electrónico no es útil. Por lo tanto, es importante limitar este número de interrupciones a las relacionadas con el trabajo.
Empieza por silenciar tu teléfono, o incluso apagarlo si no espera una llamada importante. Aléjalo de le para que no tenga la tentación de mirar la pantalla en cuanto recibas una notificación.


Limpia su buzón. Es importante eliminar lo que no le interesa y quedarle sólo con lo esencial, tanto en la vida como en el trabajo. Considere la posibilidad de eliminar los correos electrónicos innecesarios y darse de baja de los boletines que no desea recibir. Esto puede ahorrarle el tiempo de clasificar sus correos electrónicos cada día. También puede considerar la posibilidad de hacer que su buzón sea óptimo para fines comerciales.

Acuérdate de hacer descansos ¡Esto no impide un trabajo productivo!


Estar concentrado en lo mismo durante horas sin levantar la vista no es bueno ni productivo. Es aún más recomendable para quienes trabajan con un ordenador. Además de los beneficios para la salud (liberar la presión ocular, caminar para no mantener una mala postura y dañar la espalda,…).

Por eso, para no dejarse abrumar por el cansancio y el estrés de quedarse atascado en una tarea, es importante tomarse un descanso. El ritmo ideal sería tomar un descanso de 17 minutos después de 52 minutos de trabajo.

Pero tenga cuidado de no exagerar. Podría tener el efecto contrario.

Y, por último, planifique su jornada el día anterior.

¡Qué mejor que llegar al trabajo por la mañana sabiendo ya qué hacer y cuándo hacerlo durante el día! Esto supone un importante ahorro de tiempo en un día. No tienes que pensar en lo que tienes que hacer al principio y esto te ayuda a automatizar tus tareas. Cuando se sabe lo que hay que hacer, no lo pensamos y lo hacemos. Y así dormirás más tranquilo por la noche.

Ahora está listo para alcanzar un mayor nivel de productividad. Cuidado, a veces es muy motivador seguir estos consejos para ganar en productividad, pero es igual de importante mantenerse en el juego y no aflojar los esfuerzos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

¡Limpia tu buzón de correo electrónico!

¿Recibes cientos de newsletters que no lees? Cleanfox te permite eliminarlas y bloquearlas con un solo clic.

Lea también

¿Demasiado spam?

Recupera el control ⚠️

Con Cleanfox, limpia tu buzón de correo de spams y boletines. Gratis y seguro